Malformaciones Congénitas

 Los problemas congénitos son comunes, pero siempre se puede mejorar.

Los problemas congénitos son comunes, pero siempre se puede mejorar.

Las más comunes y evidentes son las hendiduras de los labios y paladares de los recién nacidos, las cuales además de la intervención y liderazgo del cirujano requieren el apoyo de un grupo de expertos para poder asegurarnos que se obtenga un resultado perfecto y el paciente tenga una vida completamente normal.

También son comunes las malformaciones de manos y pies, ya sea por que los bebés presentan dedos de más o menos, en ambos casos requieren manejo para que puedan usar sus manos de manera normal.