Toxina Botulínica

La toxina botulínica es una herramienta excelente no solo para desaparecer arrugas, sino para evitar que se formen en primer lugar.

La mayoría de las personas la conocen como Botox, pero actualmente hay varias marcas de toxina botulínica. Esta actúa causando una parálisis parcial de los músculos que causan las arrugas de la cara, especialmente de la frente, entrecejo y alrededor de los ojos.

 La toxina botulínica se puede comenzar a utilizar en la juventud.

La toxina botulínica se puede comenzar a utilizar en la juventud.

La toxina botulínica se utiliza para desaparecer arrugas en la cara, pero uno de sus usos más importantes es prevenir que se formen las arrugas, si se inicia alrededor de los treinta años, y usándola de manera apropiada en conjunto con un buen bloqueador solar, puede prevenir que las arrugas faciales se formen por muchos años. 

El tratamiento con toxina botulínica es uno de los más comunes y muchos tipos de especialistas lo colocan, sin embargo se debe ser cuidadoso para lograr un resultado agradable y natural, pocos pacientes desean tener una cara sin expresividad. El objetivo es que la persona pueda tener expresiones faciales normales, pero que estas no causen arrugas en la piel.

La toxina botulínica tiene un efecto que dura de entre 4 a 6 meses, y comienza a hacer efecto a los 7 días de aplicada. Los resultados son generalmente excelentes y la gran mayoría de los pacientes continúan usándolo por muchos años. 

Como siempre, si tienen alguna pregunta no duden en contactarnos directamente.